sábado, 20 de diciembre de 2014

Caminar entre aromas de Navidad

En el mundo occidental, llega esta época de celebración religiosa de la Navidad o para algunos solo el comienzo de un Año Nuevo y con ellas, innumerables olores y aromas, que se perciben en las casa, en las calles y hasta en nuestros trabajos, que forma parte de nuestro arsenal recuerdos, que junto a los sabores especiales de los alimentos, inundan nuestro cerebro, rescatando imágenes normalmente agradables y evocativas de niñez, de familia, de nuestras primeras calles.


Voy a permitirme enumerar algunas de aromas o sabores, que fijos en nuestro sub-consciente, de ellos están colgados esos bellos, grandes, profundos y por tanto inolvidables recuerdos: 
El olor a pino, a especies o esencias como la canela, el incienso,  la miel, el vino y para muchos el vino caliente, el aroma de naranjas, de manzanas y  canela, las frutas secas, dátiles, almendras y mazapán, el olor de un asado de ave, un pernil de cerdo, un lechón o un cordero, el Foie Gras, para algunos latinos los tamales mexicanos o las hallacas venezolanas, dulce de lechosa o papaya con clavo de olor, chocolatinas, arroz con leche, aroma a pólvora y fuegos artificiales, a roscones de reyes y tortas de especies o frutas, galletas de jengibre, uvas y champan o cava, turrón, el olor a leña del hogar, la sensación del frío de la nieve, como del aroma del mar en las playa brasileñas, el panetone italiano, al bacalao portugués, el aroma del musgo y la albricias que adornan el pesebre o natal, el aroma  a azúcar moreno, avellanas, nueces y otros que seguro ya sin tenerlos frente han traído bellísimos y entrañables recuerdos.



Ahora, que nos hemos paseado por estos abre bocas y que seguro que permitieron que otros no mencionado salgan a flote, vamos a  usar esas evocaciones, para traer a estas épocas, esos mejores deseos y compromisos, primero de reconciliación con nosotros mismos, que sin el perdón propio no podremos seguir adelante, nuestras vidas están llenas de tropiezos, la gran mayoría no son de nuestra culpa y aunque lo fuesen también tenemos derechos de perdonarnos, porque del perdón nace el amor, como nace de la comprensión y de la pasión. Ya auto perdonados, tomemos esa difícil determinación del perdón al tercero, al prójimo, en muchas oportunidades creemos que ellos son los culpables de nuestras caídas, cuando la verdad muchas veces también han sufrido como nosotros o por nosotros, lo más difícil es ese perdón sin juzgar, ese perdón para poder encontrar camino y con quien caminar, comprometámonos en el. 

Retomemos los aromas que seguro podrán ser compartidos, bien con un presente debajo del árbol, compartiendo un pedazo de turrón o mazapán, en la elaboración de un tamal o un lechón, ese compartir de aromas seguro también nos dejara compartir corazón, nos dejara compartir felicidades y en  muchos casos tristezas, recuerdos de sentimientos o familiares idos, nos permitirán recordar y que también hay muchos seres en el mundo, que una pequeña porción de nuestro roscón o puchero les aliviara su hambre y reconfortara su ser. 

Intensifiquemos los aromas de nuestros recuerdos para que podamos entregar miles de regalos de amor, en abrazos, en consuelos, en un “te sigo queriendo”, “nunca me olvido ni me olvidare de ti”, “me haces falta”, “tu sola sonrisa es mi gran regalo de hoy”, "mil bendiciones mamá"… , cuantas frases están llenas de aromas de amor, no las olvidemos, estas cosas sencillas que no requieren mayores inversiones y nos hacen ricos de Felicidad y Paz.
Que el aroma de estas festividades sea compartido en una:

FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO,
BON NATALE E FELIZ ANO NOVO,
MERRY CHRISTMAS AND HAPPY NEW YEAR,  
JOYEUX NOËL ET BONNE ANNÉE ,
FROHE WEIHNACHTEN UND GLÜCKLICHES NEUES JAHR ,
С РОЖДЕСТВОМ И НОВЫМ ГОДОМ ,
GOD JUL OG GODT NYTT ÅR,  
ושנה טובה ומבורך חג המולד שמח

 Es el deseo de
Alberto Moreno Troconis.

Caracas 19 de diciembre de 2014

3 comentarios:

  1. Excelente amigo Alberto, muy bonito. Bendiciones y Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
  2. Bello post "Intensifiquemos los aromas de nuestros recuerdos para que podamos entregar miles de regalos de amor, en abrazos, en consuelos, en un “te sigo queriendo”..."

    "La Navidad forma parte de esa niñez que conservamos en nuestro corazón, y que renovamos cada año aunque sea en secreto” Katy
    Felices fiestas junto a los tuyos. Un cálido abrazo navideño

    ResponderEliminar
  3. Soy yo nuevamente para decir que me he tomado la libertad de utilizar el último párrafo de tu post para uno de mis blogs, naturalmente poniendo tu nombre y link. Si no lo consideras oportuno me lo haces saber. Te dejo el enlace.

    http://katy-agradeciendoregalos.blogspot.com.es/2014/12/felices-fiestas.html

    ResponderEliminar

Tu respetuoso comentario, siempre sera bien venido, al escuchar nutrimos nuestras mentes.

Ing. Alberto Moreno T.

Mi foto

Ing. Químico, ULA, Diplomado en Coaching, interesado en la fotografía.